jueves, 13 de enero de 2011

           
            El lenguaje es la base de la comunicación humana y representa el auxiliar más importante para completar el desarrollo psíquico del hombre, por lo tanto es necesario que el niño se comunique usando un lenguaje adecuado.
            El desarrollo del lenguaje en el niño es un proceso de carácter biológico, dotado de leyes internas y con marcadas etapas de evolución.
            El hecho de señalar etapas significa que hay funciones o fenómenos que se establecen dentro de las mismas, pero nunca que dichas funciones terminen al iniciarse la etapa siguiente; todo lo contrario, cada una de estas etapas se perfecciona o deteriora a lo largo de toda la vida.
            Conocer cómo debe desarrollarse un niño desde el momento de su nacimiento, es un asunto de vital importancia, ya que permite a los padres saber si su niño se está desarrollando de una manera adecuada y tomar las medidas pertinentes si no es así.
            Esta investigación nos permitirá saber mucho acerca de esto, desde la importancia de la lactancia materna, hasta los juguetes apropiados para cada edad. Conoceremos las etapas del desarrollo del niño, no sólo físicamente, sino también su desarrollo psicomotor, lingüístico y cognitivo.

Desarrollo lingüístico del niño de 6 a 12 años en Venezuela
           
            La sabiduría popular sostiene que para la época en que entran a primer grado, todos los niños normales han aprendido un idioma. El niño pronuncia las palabras claras y puede conversar fácilmente acerca de muchas cosas. Pero todavía hay bastantes palabras que desconoce y muchas sutilezas del lenguaje que no nota. Los niños son ahora más capaces de interpretar la comunicación y de hacerse entender.
            La mayoría de los niños de seis años todavía no han aprendido cómo manejar las construcciones gramaticales en las cuales una palabra se utiliza en la forma como se hizo prometer en la primera frase, aunque ellos saben lo que significa una promesa y son capaces de usar y entender la palabra correctamente en otras oraciones. Para la edad de 8 años, la mayoría de los niños pueden interpretar la primera frase en forma correcta. Ellos conocen el concepto ligado a la palabra “promesa” y saben como puede ser usada.
            Durante los primeros años escolares, rara vez emplean la voz pasiva, los tiempos verbales que incluyen el auxiliar haber y las oraciones condicionales con si...entonces.
            Hasta los nueve años y posiblemente después, desarrollan una creciente y compleja comprensión de la sintaxis, la forma como las palabras se organizan en frases y oraciones.

Lenguaje:
            En los primeros años de la edad escolar, los niños deben ser capaces de usar, de forma coherente, oraciones simples y estructuralmente correctas, con un promedio de entre 5 y 7 palabras. A medida que el niño progresa y asciende de grado, la sintaxis y la pronunciación llegan a ser normales y se incrementa el uso de oraciones más complejas. Las deficiencias en la audición y la inteligencia, las cuales pueden tener un impacto negativo en el desarrollo del lenguaje, suelen evidenciarse por un retraso del lenguaje en edades más tempranas. Los otros dos factores que pueden afectar la adquisición del lenguaje durante los años de edad escolar son la necesidad de comunicarse y el grado de estimulación.
            El lenguaje expresivo es importante para evitar que el niño se sienta fastidiado tanto emocional como socialmente. Los niños que son incapaces de expresarse de forma adecuada tienden a presentar comportamientos agresivos o rabietas. Las habilidades del lenguaje receptivo, necesario para entender instrucciones largas o complicadas, tienden a desarrollarse junto con las habilidades expresivas. Un niño de 6 años puede seguir 3 instrucciones consecutivas. Para cuando cumple los 10 años, la mayoría de los niños pueden seguir 5 instrucciones consecutivas. Los niños con déficit del lenguaje receptivo pueden tratar de cubrirlo volviéndose contestatarios o haciendo payasadas para no exponerse a un potencial ridículo al pedir que les expliquen las instrucciones.
            La edad abarcada de los 6 a los 12 años, es un periodo interesante para aprender y perfeccionar varias habilidades, desde la lectura y la escritura
            A partir de los 7 años, señala la adquisición del lenguaje leído y escrito en todas sus bases fundamentales y hasta el logro de un pensamiento formal. En esta etapa se desarrollan las posibilidades de generalización, se establecen categorías y se llegan a las abstracciones superiores.
            La alteración de cualquiera de estas etapas origina un mismo síndrome básico. Cuando la falla del lenguaje ocurre en la etapa de comprensión- expresión, es alcanzada parcialmente, pero hay fallas en la identificación del pensamiento lenguaje, hablamos de disfasia infantil.
Cuando la falla afecta al lenguaje leído- escrito hablamos de dislexia infantil.
            Estas deficiencias tienen características particulares y pueden presentarse de las formas más severas hasta las más leves.
            Si las alteraciones no perturban directamente estas etapas fundamentales de la evolución del lenguaje, sino los procesos de entrenamiento o perfeccionamiento de las mismas, el síndrome reviste características propias y recibe distintos nombres: dislalias: disartrías, afasis, etc.
Desarrollo lingüístico
            La capacidad del niño se asemeja cada vez más a la del adulto. Se incrementa de manera notable la comprensión verbal y escrita. Es capaz de leer y escribir un relato y entender el hilo argumental. La lectura debe ser fluida, ya que es esencial para asimilar el resto de conocimientos académicos.
            Le gusta preguntar porque le gusta aprender cosas nuevas, sobretodo cómo funcionan las cosas y las relaciones causa-efecto.
            Los problemas en el área del lenguaje o en la capacidad de atención pueden afectar significativamente al aprendizaje.




Desarrollo del lenguaje:
             El desarrollo del lenguaje entre los 6 a 12 años se da en términos generales de la siguiente manera: En los primeros años de la edad escolar, los niños deben ser capaces de usar, de forma coherente, oraciones simples y estructuralmente correctas, con un promedio de entre 5 y 7 palabras. A medida que el niño progresa y asciende de grado, la sintaxis y la pronunciación llegan a ser normales y se incrementa el uso de oraciones más complejas. Las deficiencias en la audición y la inteligencia, las cuales pueden tener un impacto negativo en el desarrollo del lenguaje, suelen evidenciarse por un retraso del lenguaje en edades más tempranas. Los otros dos factores que pueden afectar la adquisición del lenguaje durante los años de edad escolar son la necesidad de comunicarse y el grado de estimulación. El lenguaje expresivo es importante para evitar que el niño se sienta fastidiado tanto emocional como socialmente.
            Los niños que son incapaces de expresarse de forma adecuada tienden a presentar comportamientos agresivos o rabietas. Las habilidades del lenguaje receptivo, necesario para entender instrucciones largas o complicadas, tienden a desarrollarse junto con las habilidades expresivas. Un niño de 6 años puede seguir 3 instrucciones consecutivas. Para cuando cumple los 10 años, la mayoría de los niños pueden seguir 5 instrucciones consecutivas. Los niños con déficit del lenguaje receptivo pueden tratar de cubrirlo volviéndose contestatarios o haciendo payasadas para no exponerse a un potencial ridículo al pedir que les expliquen las instrucciones.

DESARROLLO DEL LENGUAJE 
             Las habilidades lingüísticas continúan creciendo durante la niñez. En ella los niños tienen mayor capacidad de entender e interpretar la comunicación oral y escrita.
      Vocabulario gramática y sintaxis    Hasta los 9 años la comprensión de las reglas de sintaxis se hace mas sofisticada. La escritura de las oraciones es más elaborada.
      Pragmática: conocimiento acerca de la comunicación    El área principal de crecimiento lingüístico durante la niñez es en la pragmática: el uso del lenguaje para comunicarse. Esta incluye habilidades de conversación y narrativas.
 Los niños dentro de los 6 años cuando cuentan historias, por lo regular no son inventados; es más probable que relaten una experiencia personal. La mayoría de niños de 6 años pueden repetir la trama de un libro corto, una película o un programa de televisión. Empiezan a describir los motivos y los vínculos causales.
            Alrededor de los 7 años las historias de los niños se hacen más largas y complejas. Los cuentos ficticios a menudo tienen inicios y finales convencionales. El uso de las palabras es más variado, por lo que los personajes no crecen o cambian, y las transformaciones no se desarrollan por completo.
             Los niños mayores por lo general, establecen el escenario con información introductoria acerca de la escena y los personajes, e inclinan con claridad cambios de tiempo y lugar durante la historia. Construyen episodios más complejos que los menores, y evitan detalles innecesarios. Se concentran en los motivos y pensamientos de los personajes y piensan como solucionar los problemas del argumento.



                               

CONCLUSIONES
·         Las ventajas de amamantar al niño recién nacido son muchas, por lo cual no debe privársele de la leche materna, salvo muy raras excepciones como enfermedades trasmisibles que posea la madre.
·         El crecimiento físico es más rápido durante los 3 primeros años, que durante el resto de la vida.
·         El desarrollo emocional del niño depende de muchos factores, algunos de los cuales son innatos y visibles en el nacimiento y otros sólo aparecen después de un tiempo.
·         Entre los tres y los seis años el niño progresa mucho en coordinación y desarrollo muscular.
·         El crecimiento normal del niño depende de una nutrición adecuada y una buena salud.
·         Los juguetes no sólo mantienen a los niños entretenidos y felices, sino son un excelente método de aprendizaje y adiestramiento.

Fuentes:
Jesús Olza Zubiri, José del Rey Fajardo y Fernando Arellano
Sergio Serrón; 2) Bibliografía sobre las lenguas indígenas de Venezuela (1983), de Rafael Ángel Rivas, Hugo Obregón, Gladys García Riera y Ramón Vivas; 3) Bibliografía sobre el español de Venezuela (1985), de Gladys García Riera; 4) Bibliografía sobre el español del Caribe hispánico (1985), de Rafael Ángel Rivas, Gladys García Riera, Hugo Obregón e Iraset Páez Urdaneta
Proemio que escribe Pedro Manuel Arcaya (1874-1958) como antesala a la contribución al estudio de la lengua goajira (Caracas, 1912), de Luis R. Oramas; y 2) la 2introduccion a Los aborígenes del occidente de Venezuela (caracas, 1927) de Alfredo Jahn.


Fuente Bibliográfica:



INTEGRANTES:
Irene Villaverde C.I.6.325.540
Melissa Malavé C.I. 16.905.251
Olga González C.I. 6.878.063
Pavlova Moreno C.I. 6.203.220
Thais Díaz C.I. 15.255.716
Elizabeth González C.I. 6.205.569







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada